Conseguimos una condena de más de 30.000 Euros al Banco Santander por la aplicación de una cláusula suelo.

El inicio del procedimiento se remonta al año 2017, cuando el Juzgado de Primera Instancia número uno de Toledo desestimó la demanda contra Banco Popular (ahora Banco Santander) en un procedimiento sobre cláusula suelo.

Ahora, 3 años después, tras haber recurrido la Sentencia desde nuestro despacho, la Audiencia Provincial de Toledo nos da la razón y obliga al Banco Santander a devolver a los prestatarios las cantidades que pagaron de más por aplicación de la cláusula suelo, en total, más de 30.000 Euros en devolución de intereses y amortización de capital.

Además, al revocar la Sentencia dictada en Primera Instancia y condenar al banco al pago de las costas procesales, el cliente cobrará su cantidad íntegra, es decir, sin coste alguno ni de abogado ni de procurador.

De cualquier forma, como es práctica en nuestro despacho en este tipo de procedimientos, aunque el cliente pierda tampoco abona nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *