EL AYUNTAMIENTO DE VILLARROBLEDO CONDENADO A PAGAR 18.000 EUROS POR LAS LESIONES DE UN MENOR

El Ayuntamiento de Villarrobledo deberá indemnizar a los padres de un menor que sufrió un grave accidente mientras jugaba con su pelota en una pista deportiva de titularidad municipal.

Concretamente, al golpear el balón en una de las vallas de la pista, de gran tamaño, se desprendió cayendo sobre su cabeza y produciéndole importantes lesiones.

Lo más lamentable del caso, dejando de lado lógicamente la lesión del joven, que pudo haber incluso fallecido por la contundencia y aparatosidad del golpe, es que el consistorio en ningún momento se interesó por el menor.

Y ello a pesar de que tuvo pleno conocimiento y procedió a soldar y pintar la valla de inmediato, aunque el rastro fue evidente y quedó perfectamente reflejado en la inspección ocular realizada por la Guardia Civil:

Gracias a la rápida actuación de la Guardia Civil y dicha inspección ocular el menor ha podido verse resarcido, ya que el Ayuntamiento negó los hechos en sede judicial (y no contestó a la reclamación previa), a pesar de que el informe de la Guardia Civil se remitió al propio Ayuntamiento:

Como se ha indicado, aunque la administración titular de la pista tuvo conocimiento desde el principio del grave hecho y posteriormente mediante reclamación al propio Ayuntamiento (a la que se acompañaban incluso fotografías del menor accidentado), los padres no recibieron ni una sola llamada para preguntar sobre el estado del menor.

Finamente la Justicia ha reconocido la culpabilidad del Ayuntamiento, concluyendo lo siguiente: “resulta indudable la concurrencia de una directa relación causal entre el evento dañoso ocurrido y anormal funcionamiento de los servicios públicos municipales, por cuanto era responsabilidad del Ayuntamiento de Villarrobledo, como titular de dichas instalaciones, el mantenimiento de las mismas en las mejores condiciones posibles de seguridad para su uso por los ciudadanos, especialmente valorando su uso por parte de menores de edad, siendo evidente en el presente caso el incumplimiento por el mismo de dicha obligación, como lo demostró la caída de la valla sobre el menor recurrente“.

Puedes descargar la Sentencia aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *